Lupacoll, luces y sombras

«La fotografía es luz pero también sombra y me gusta expresar mediante el uso adecuado de la luz en un ambiente tétrico ese rallo de esperanza en un mundo tan oscuro y convulso que nos rodea».

Muchas de las fotografías de Lupacoll tienen una puesta en escena teatral y escenográfica. Lugares oscuros donde las personas y los objetos siempre esconden historias. Sus fotografías nos dejan con ganas de saber qué se esconde detrás. Nosotros hemos querido indagar un poco más en el trabajo de este joven fotógrafo animados por la calidad de sus imágenes.

Preséntate, por favor. ¿Quién es y a qué se dedica, Lupacoll?

Tras Lupacoll se esconde Luis, ilicitano, para los que os resulte extraño este gentilicio soy de Elche, tengo 36 años y podría decirse que ahora mismo, después de muchos años trabajando en una de las mayores empresas del sector retail, decido dejarlo todo y luchar por lo que realmente me apasiona, la fotografía. Decidí formarme en una escuela muy puntera en Alicante de diseño, artes y fotografía y hasta aquí os puedo contar ya que mi aventura en este mundo acaba de comenzar hace poco.

Suponemos que, como todo artista, siempre han habido unos referentes ¿Cuáles han sido los tuyos a la hora de formarte y crear?

Todos tenemos referentes y grandes artistas que nos encienden el chip de “Oh me encantaría poder hacer eso” y yo no iba a ser menos, son muchísimos, pero mis tres predilectos son Eugenio Recuenco y Fernando Bayona dos grandes de la fotografía escénica y con el que este último he tenido el placer de asistir recientemente a una clase magistral con él y Víctor Lax , un fotógrafo de bodas, todos ellos capaces de sentir emociones viendo sus instantáneas.

Vemos en tu obra cierta predilección por el retrato, pero, ¿Qué pretendes mostramos a partir de tus imágenes y cuál es la intencionalidad que intentas conseguir y transmitir al espectador?

Bueno ante esta pregunta he de decir que depende mucho de la sesión, a veces la intencionalidad es buscada y otras sesiones las cuales son muy personales simplemente es el reflejo de un sentimiento actual y una manera de exteriorizar ese estado a través de las fotos. La fotografía es luz pero también sombra y me gusta expresar mediante el uso adecuado de la luz en un ambiente tétrico ese rayo de esperanza en un mundo tan oscuro y convulso que nos rodea.

No pretende ser una crítica, pero parece existir cierta tendencia en fotógrafos LGTBI (y artistas en general) a la creación de obras homo eróticas. Según tu criterio ¿Es bueno, malo o realmente no debe importar? ¿Te parece una forma de reivindicación?

Es cierto que esta tendencia existe y hay grandes fotógrafos que con maestría como Gonza Gallego así lo hacen y es de agradecer, como miembro del colectivo que soy aplaudo este tipo de reivindicación ya que a pesar de estar en el año 2022 y que es un grupo que, aunque hayamos avanzado, sigue siendo castigado y las agresiones están a la orden del día, por no hablar en otros países que es un delito, esto es sencillamente horrible.

Por último, ¿Qué proyectos tienes la vista que puedas adelantarnos?

¡UY! Soy de los que no le gusta hablar de los proyectos hasta que no están en marcha por si los gafan, pero os adelanto que tengo tres reivindicativos y representativos que van desde la pobreza, enfermedad y el colectivo LGTBI.

Podéis ver las imágines que aquí os mostramos y muchas más en el siguiente enlace

Leave a Reply

Your email address will not be published.